COLOREE EL BLOG

gadgets para blogger

18 sept. 2012

Honor a quien honor merece


Ayer  17 de septiembre día del maestro, la alcaldía  de Villanueva Cortés dedicó una cena a  los docentes del municipio, asistí solo por una razón; premiaban al compañero, amigo y Director Lic. José Luis Hernández. La responsabilidad, honestidad y seriedad son sus principales vestimentas interiores del compañero. Responsabilidad en todo aspecto, tanto consigo mismo como con el personal, no falta sin ninguna justificación y todos nos hemos acostumbrado a ese ritmo de trabajo, siempre que hay una enfermedad presentamos la hoja del seguro. Digo honestidad porque siempre en las sesiones de maestros presenta informes, los trabajos de la matricula gratis se observan que a veces ni es necesario preguntarle; ¿Dónde está el dinero de la matricula? No hace falta. Y seriedad porque hace todo lo que se propone. Cuando hace una sesión respeta todos los protocolos o normas parlamentarias por decirlo así, que la lectura del acta anterior, que la comprobación del quórum, que esa actividad ya estaba escrita y quedo en punto de acta y no puede cambiarse etc. No hay duda que si Dios me presta más tiempo de vida y sea director será un modelo a seguir, el orden es una de  sus principales herramientas para que todo le salga bien, y mi padre tiene razón en cuanto al orden, siempre me dijo que la base del éxito está en ser ordenado. Así que me ha tocado tener un jefe ejemplar un amigo leal y un compañero serio. Nunca le puedo ganar una mesa de billar el sábado las perdí todas con él. Así que felicidades compa, se merece ese premio y más.

La escuela John Arnold Cook quizá sea su último recinto de trabajo, la institución  es nueva, se la debemos al Huracán Mich, después de la catástrofe muchas familias buscaron refugio  en ese lugar  y así según la densidad poblacional de Colinas De Suiza, exigían una escuela, comenzó como todas; el esfuerzo de los padres, actividades económicas etc. Como en el 2002 llegó él, apenas era una galera de madera hoy  en menos de diez años contamos con una sala de computación, seis aulas y un auditorio.
El director ha jugado un papel primordial para el desarrollo estructural y educativo de la institución y es merecedor del reconocimiento que ya van dos años que lo recibe de manos del alcalde.
Con mis jefes inmediatos Subdirector y Director
Me dieron allí una plaza de trabajo en abril de 2007, ya para entonces la escuela estaba ubicada en otro lugar de donde inicio sus operaciones. Recuerdo muy bien cuando de la departamental me mandaron a conocer el lugar de trabajo. Esta plaza se la debo literalmente a un fuerte dolor de riñón que me dio en ese año, trabajaba en la escuela Martina Guevara  de la cual tengo muy bonitos  recuerdos, hacía una licencia y estuve como dos años, pero quería mi plaza, llamé a la directora Fátima Bobadilla que me sentía mal y no podía presentarme al trabajo. Al rato el dolor fue cediendo y me fui con todos los documentos a la departamental, allá me encontré con Cristian Melgar; amigo de colegio nos saludamos y platicamos. Ya mejorado, le dije a un profesor  que caminaba con fólderes sobre el brazo en la departamental –Disculpe profe: ¿conoce alguien del COPRUMH que me ayude para una plaza?- yo estoy en la junta de selección y soy de COPRUMH, ¿traes los documentos?  Y allí nomas el profesor sin ningún interés me propuso para ir a trabajar sin antes preguntarme como cinco veces si quería ir a trabajar a Dos Caminos Colinas de Suiza. Solo me interesaba una cosa;  poder viajar de ese lugar al apartamento donde vivía cerca de la pedagógica todos los días. Fui con Cristian a Dos Caminos para conocer el lugar. Una señora nos dijo señalando con el índice de la mano derecha para arriba al otro lado de un cerro,- por allá queda Colinas. Cuando íbamos subiendo el cerro Cristian no podía contenerse la risa. No era para menos, ahora entendía por qué aquel profesor me pregunto cómo cinco veces si estaba seguro de querer trabajar allí. No papa aquí está perro  dije. A los días me llamo el profesor Luis Hernández, venía de Tegucigalpa  me llamó por que le deje el número de celular con una maestra cuando habíamos ido con Cristian a conocer la escuela. Todavía no había firmado si quería la plaza, sobretodo la directora Fátima Bobadilla me animaba a no hacerlo, -esta licencia le va a quedar a usted profe, la maestra ya no se viene de los Estados Unidos-, me decía. Lo primero que le pregunte al profesor  Luis es si podría viajar todos los días, -si hombre, yo viajo todos los días y muchos maestros que trabajan en el sector somos de San Pedro me contestó.


El Lic. Luis Hernández  recibiendo el premio. 
Fue así que acepté el trabajo, me acostumbre poco a poco subir una cuesta en 20 minutos después ni la sentía. Hasta la fecha me siento a gusto en mi trabajo y no me arrepiento aun sabiendo que aquella licencia que había dejado le quedó a una maestra, y que el lugar era accesible, queda la escuela cerca de Diunsa en San Pedro Sula en esa escuela logre una de las satisfacciones más grandes que he tenido como maestro, pero será en otra ocasión que comparta esa experiencia. 

Siempre me he llevado muy bien con mis jefes no sé a qué se debe de lo que estoy seguro es que no es porque sea sapo, o adulador hipócrita,  simplemente procuro adaptarme a las reglas y normas buenas con las que trabajan. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario